Utilizamos cookies para analizar cómo utiliza nuestro sitio y, así, poder mejorar su experiencia. Esto incluye personalizar el contenido y la publicidad. Al continuar usando este sitio web o cerrando este banner, usted acepta nuestro uso de cookies propias y de terceros.

aceptar

Los colores del sur

Los colores del sur

Si algo puedo prometerte, es que será un texto de sensaciones y que saldrás de este post con un poco más de positividad de con la que llegaste aquí.

Después de un año del que todavía nos estamos recuperando y de un 2021 que no empieza, precisamente, de la mejor manera, no queda más remedio que huir hacia adelante, queriéndonos y cuidándonos, individual y colectivamente.
No queda otra que seguir luchando y anhelar que el fin esté cerca. Lo más cerca posible, si no es pedir demasiado.

San Valentín, el día de Andalucía, el lugar de nuestras raíces, y la primavera están a la vuelta de la esquina y, con ellos, la Nueva Colección Zerimar viene cargada de color y texturas para recordar y enamorar a todos y cada uno de los cinco sentidos. Nuestras colecciones se basan en encontrar inspiración detrás de cada detalle, tratando de buscar nuevas perspectivas de clase, elegancia y calidad en las prendas. Queremos aprovechar para quedarnos aquí, queremos apostar por nuestra tierra y presumir de ella. Queremos que la conozcas y que te enamores con su esencia. Queremos que escuches este acento, que nos sientas y encontrar el “no qué” que “qué sé yo” que nos hace ser del sur...

Somos de la tierra de los sentimientos, en los que la intensidad de los mismos, se expone a su máxima potencia. Eso es lo que hemos querido expresar en los colores de toda la colección, un sol ardiente, el azul del mar profundo, el rojo fuego de la pasión, del flamenco, de la música y el arte, y el marrón de la tierra. Además, todas nuestras prendas poseen una similitud con nuestra tierra, con Andalucía, esa simplicidad que las hace fáciles de querer y perfectas para todos los gustos. Queremos intensificar los colores, romper la monotonía y darle vivacidad al día a día, a las oportunidades y a la cromática de lo visual.

3.jpg

Y eso sí, sin dejar de ansiar ni un solo día la libertad de volver a ver sonrisas, de viajar, de sentir los momentos y a nuestra gente. Porque volverán las cervecitas al sol con tapas, el mar y la sensación de tocar la arena de la playa, volverá el campo, el arte, la música, volverán las sonrisas de buenos días y los besos de buenas noches. Volverá todo eso que, sin saberlo, nos hace un poco más felices. Y volveremos nosotros, porque el sol siempre vuelve a salir después de la tormenta.

¡Nos leemos en el siguiente post!

Zeta.



Publicar comentarios