Utilizamos cookies para analizar cómo utiliza nuestro sitio y, así, poder mejorar su experiencia. Esto incluye personalizar el contenido y la publicidad. Al continuar usando este sitio web o cerrando este banner, usted acepta nuestro uso de cookies propias y de terceros.

aceptar

10 Razones por las que usar piel

10 Razones por las que usar piel

¡Buenos días!


Por si no lo tenías claro, aquí vengo a acabar de convencerte. Aquí no estamos en Rusia, donde la piel es absolutamente necesaria, pero, ¡cuidado! porque el frío de enero es muy traicionero.


No vamos a engañarnos, son más caras que una chaqueta de piel sintética, pero las cazadoras de piel son una buena inversión porque, si la cuidas, te durará toda la vida y te aburrirás de ella posiblemente antes de que se acabe deteriorando. E incluso envejecidas también tienen su encanto. Ah, y que sepas que no van a pasar de moda.


Pero no quiero adelantarme a los acontecimientos, así que empecemos con las razones que harán de tu presupuesto para la moda algo que agradecerán tus “yo” del futuro.

1. Combina con todo

Y, cuando digo todo, es todo. Es un básico, un clásico, un must-have y la prenda esencial para la temporada de frío. Puedes ponértela con jeans, faldas, sudaderas, vestidos estampados, outfits más arreglados...

2. Nunca pasa de moda:

Las chaquetas de cuero siempre están dentro de los looks de temporada, pero este año no ha sido solo la chaqueta, la tendencia se ha extendido al cuero en general. Así que, aprovéchate y mata dos pájaros de un tiro.

3.jpg

3. Cumplen las 3R

¿No sabes lo que significa? Las 3R (reducir, reutilizar y reciclar) te ayudan a ser un consumidor más responsable reduciendo así tu huella de carbono.
Pues bien, reduces porque una prenda de piel puede durarte toda la vida, lo que evitará que tengas que comprar una chaqueta nueva cada año. Reutilizas porque puedes customizarla si te cansas, añadiéndole tachuelas, parches, poniéndole un tinte (en una tienda especializada para no estropearla) o pintando algo sobre ella. ¡Imaginación y creatividad al poder! Y, por último, reciclas porque, si la tiras, estás contribuyendo a cuidar del planeta con un producto natural orgánico que se define como biodegradable.

4. Duran y duran

Si les das el cuidado necesario, pueden durarte literalmente toda la vida. Échale un vistazo a nuestro post del “CUIDADO DE LA PIEL” para saberlo todo. ¡Será la mejor inversión a largo plazo que puedes hacer!

5. Ajuste perfecto

El cuero es un material muy flexible y elástico. Se adapta a la forma, lo que aporta suavidad y hace que se facilite el movimiento.
Por ejemplo, en los zapatos de cuero, se forman arrugas en la superficie que son una buena señal de la adaptación de la piel. A medida que pasan las horas del día, el pie se dilata y los zapatos de este material se ajustarán sin provocar molestias. Y esto, me lleva a la siguiente razón:

6. Piel para la salud

El calzado fabricado con este material previene la aparición de hongos y bacterias y evitan las alergias que producen los zapatos sintéticos.

7. Piel para bebés

Déjame decirte que el regalo perfecto para cualquier bebé es una piel de cordero. Estas pieles poseen cualidades reguladoras de temperatura y lo mantienen fresco en verano y cálido en invierno. Al ser suaves y cálidas al tacto, es confortable para el bebé, y pueden, en algunos casos, ayudarles a relajarse y dormir con menos interrupciones. Se recomienda a las madres, durante el embarazo, dormir sobre ellas para que la piel se vaya impregnando de su olor.

Además, estas pieles previenen las úlceras por decúbito y se recomiendan también a adultos y personas mayores que pasan mucho tiempo sentadas o tumbadas en la misma posición.

La piel de cordero permite respirar a la piel, lo que hace disminuir la sudoración y ayuda especialmente a los que tienen tendencia a la dermatitis atópica. Son naturalmente bactericidas y su curtido está hecho son sustancias atóxicas y respetuosas con el medio ambiente.

8. Transpirables

Son pieles y, como tal, son un material natural poroso, logrando una aminoración del sudor y, por tanto, una mayor higiene. Previenen la aparición de bacterias y hongos que son los causantes del mal olor o enfermedades.

9. Consumo doméstico

Si hablamos de la revolución de las pieles en este momento, pensamos directamente en zorros, visones, etc. Pero no, te estoy hablando de las pieles de consumo doméstico. De vacas, cabras, corderos e incluso cerdos, que se crían para consumo humano y en los que la piel, como la carne o la grasa, es un elemento más que se aprovecha.

10. Piel vs piel sintética

Las pieles sintéticas están hechas de plástico, que se produce en las principales fábricas que contaminan nuestro planeta. Cada año, todos los tejidos que acaban en los océanos equivalen a más de 50.000 botellas de plástico. ¿Demasiado verdad?

Así que, en resumen, la piel es una inversión a largo plazo, elegante, polifacética y beneficiosa para ti y para nuestro planeta.

¡Espero que te haya resultado interesante el post y nos leemos en comentarios y en el siguiente!

Zeta


Publicar comentarios